lunes, 18 de julio de 2011

La voluntad y que la puede paralizar

Comencemos con una breve definición de la Voluntad, es la facultad psíquica que tiene el individuo para elegir entre realizar o no un determinado acto. Depende directamente del deseo y la intención de realizar un acto en concreto.

Bueno, puedo escribir sobre la realización de un determinado acto que ya lo he hecho en otras entradas, sin embargo esta ocasión quiero comentar en este espacio de cuando tu voluntad se paraliza y te quedas inmóvil justamente como en stand by (esperando) pero por tiempo indefinido y con ello dejas pasar oportunidades, simplemente dejas pasar la vida y tu solo respiras y te desesperas porque no hayas la causa de tu parálisis y en medio de ese marasmo por supuesto que construyes hipótesis y puedes llegar a crear soluciones y llevas a cabo algunas y desgraciadamente vuelves al estado de parálisis de voluntad, ¿qué te hace regresar y no salir por completo?
Antes de proponer una respuesta quiero hacer un repaso de posibles causas que te llevan a la parálisis de voluntad, una de ellas es el remordimiento y culpas en el pasado nos impiden vivir el presente o tener esperanza de un futuro mejor. El remordimiento es un derroche de fuerzas mentales que deterioran la salud y la vida. Este remordimiento y culpas en el pasado pueden estar "dormidas" y tu podrás estar llevando una vida de éxito o prosperidad y de repente puedes venirte a pique porque surge algo que te hace sentir remordimiento o culpa de algún evento del pasado, puede estar claro o no su origen sin embargo se te presenta y requiere tu atención y solución lo más pronto posible ya que de lo contrario el ritmo de vida que traías se ve afectado y aunque quieras recuperar el ímpetu anterior no será fácil. ¿Cómo resolverlo? ya tocaremos las posibles soluciones más adelante.
Una segunda causa de parálisis de la voluntad es la insatisfacción por el presente, nostalgia por el pasado; en este caso puede estar presente la muerte de un ser muy cercano, la enfermedad propia o también de alguien muy próximo o el fracaso en algún negocio, relación sentimental o con nexos emocionales importantes, todo lo anterior desde luego son experiencias desalentadoras que nos invitan a vivir en un mundo exclusivamente de recuerdos ya que es ahí donde recurrimos como consuelo pero el problema es que nos quedamos ahí estancados. Nuestra negación al presente paraliza nuestra voluntad. ¿Qué hacer para salir de este estado?
Una tercera causa es la preocupación o inseguridad por el futuro, las preocupaciones y la inseguridad por lo incierto o desconocido son unas de las emociones más irracionales que puedan haber porque se teme a lo que no se sabe; y mientras se desperdicia tiempo en este tipo de sentimientos, se pasa por alto el disfrute de la vida presente. ¿Qué hago para superar esta parálisis por esta causa?
Hay un común denominador en la antesala de las tres causas anteriores y es un miedo a "algo" que no alcanzamos a definir con precisión y esta conducta es totalmente absurda y nos está impidiendo vivir con plenitud y con libre albedrío. 
Cuando surge en nuestra vida una alerta contra un peligro claro que está excelente tener miedo pero que nos permita reaccionar para ponernos a salvo y no para quedarnos en ese estado toda la vida que impedirá disfrutarla.
Dejaba la pregunta de ¿Cómo salir de este estado? para cada posible causa de la parálisis de la voluntad y la respuesta es relativamente simple: 
Cuando sientas que estás estancado por parálisis de voluntad y de acuerdo al esquema presentado anteriormente te recomiendo acudir a un profesional relacionado con el tratamiento de este tipo de conductas y en este rubro hay varios desde un psicólogo en diversas especialidades, Terapeutas Certificados con Programación Neuro Linguistica o PNL o algún otro experto certificado en alguna otra rama dedicada a apoyar en estos menesteres.
Saludos cordiales, espero tus comentarios si gustas comunicarlos por supuesto.
Manuel Garcia Berumen.
Coach Certificado con PNL
manuel.bermag@gmail.com
www.coachingpnl-magberumen.com
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada