viernes, 10 de febrero de 2012

El Secreto de Michael Jordan


Las fallas también son importantes desde luego.
No todo es miel sobre hojuelas.
Las fallas van forjando tu caracter y te permiten explorar nuevas posibilidades y retarte a ti mismo a ir por nuevas y mejores oportunidades.
Desde luego, evita doblegarte por una falla, rescatale la experiencia positiva para construir el siguiente intento. Evita rendirte.
Dios nos Bendice diario con múltiples oportunidades, solo hay que aprovecharlas.
Saludos cordiales,
Manuel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada