viernes, 16 de marzo de 2012

Cuando no te rindes... tú no puedes fallar.



Algunas ocasiones nos preparamos para enfrentar un reto importante en nuestras vidas y puede ser que en el momento justo algo falla y nos damos por vencidos y dejamos de luchar por concluirlo, sin embargo siempre es importante extraer esa energía de reserva que siempre conservamos en nuestro interior para impulsarnos a concretar nuestro objetivo principal, completar el reto.
Lo más simple y a la vez frustrante es abandonar el intento y dejarnos abrigar por el conformismo de la derrota.
Recuerda, cuando no te rindes... tú no te puedes fallar a ti mismo.
Utiliza el segundo esfuerzo.
Vencete a ti mismo y supera el reto.

Saludos cordiales,
Manuel Coach de Vida y Ejecutivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada