viernes, 14 de septiembre de 2012

La armonía es un asunto personal.

Quizás al igual que Usted he leído a lo largo de mi vida lecturas en diversos formatos que proponen la felicidad a través de fórmulas, recetas, métodos, procedimientos, etc., y con ella viene acompañada la armonía supuestamente. Sí he conocido gente que me ha comentado que su vida cambió en algunos aspectos importantes que demandaban más atención que otros y que no necesariamente les trajo la armonía plena e incluso después se entera uno que algunos de los autores de los escritos anteriores tampoco viven con armonía total por diversas circunstancias. Entonces, ¿la "felicidad" no es suficiente para alcanzar la armonía plena?
Interesante cuestionamiento, ¿no le parece?
¿Qué requiero pues para alcanzar la armonía plena?

Bueno, desde mi subjetiva opinión y en proceso de construcción de la armonía plena y apoyándome en textos de Deepak Chopra particularmente creo que esa armonía tan buscada y anhelada se da por un ejercicio de conciencia dada gracias a la intersección de estar sano en mente, cuerpo y espíritu. Sano en lo espiritual lo comprendo como estar sin deudas emocionales con uno mismo y con los demás y viviendo con bondad y gratitud. Sano en lo mental es adquirir y poner en práctica conocimientos que nos lleven a una vida de positivismo evitando actitudes derrotistas y negativas que bloqueen nuestro libre tránsito por este mundo. Y finalmente y no menos importante sano en lo corporal es mantener nuestro cuerpo nutrido y ejercitado adecuadamente sin excesos que obstaculicen el desarrollo normal y saludable de todas las funciones de todos nuestros sistemas internos.
Entonces a practicar ese ejercicio de conciencia para alcanzar la armonía plena.
Y la felicidad es un asunto cotidiano también que en lo personal si creo que aparece paralelamente en la medida que la armonía se va alcanzando y no es un fin último sino parte del proceso de mejora continua como ser humano. La felicidad es la suma de logros diarios que aparecen disfrazados como ganancias materiales, profesionales o de otra índole y muchas veces no directamente como momentos felices tan simples como el abrazo y beso de tu pareja y de un hijo o ser querido o la satisfacción de estar vivo disfrutando de todo cuanto eres y donde estás.
Saludos cordiales desde México.

Coach PNL Manuel García Berumen.
www.coachingpnl-magberumen.com
manuel.bermag@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada